Inicio » Ciencia » Mitos y realidades

Categoría: Mitos y realidades

¿NASA confirma que el sol se detuvo?

Lo único peor que usar mentiras para convencer sobre cosas falsas es usar mentiras para convencer sobre la verdad. La verdad y la mentira no van juntas. Por eso dice Jesús que Satanás, el padre de la mentira, cuando habla lo hace siempre de sí mismo y la verdad no está nunca en él.

De las muchas historias falsas que circulan en internet destacan aquellas que vuelven a la vida de manera periódica, a veces con mínimas modificaciones para hacerlas relevantes a los ojos de una nueva generación. Lamentablemente, el círculo religioso no está exento de este tipo de bulos. De hecho, es probable que hayas leído esta nota en los últimos meses.

El bulo: NASA confirma que el sol se detuvo

Ésta es una transcripción del bulo que circula en Facebook.

En un programa especial de la NASA recientemente se comprobó la veracidad de un hecho en la Biblia en la cual se le había considerado como un mito.

El señor Harold Hill, presidente de la compañía automotora Curtis de Baltimore, Maryland y consejero del programa NASA, relata el siguiente suceso:

Una de las cosas más asombrosas que Dios ha hecho entre nosotros sucedió recientemente con nuestros astronautas y científicos de NASA en Green Belt, Maryland. Estaban verificando la posición del sol, la luna y los planetas para saber dónde se encontrarían dentro de cien años y en los próximos mil años. Es indispensable saber esto para poder enviar satélites al espacio y evitar que choquen con algo una vez que han entrado en órbita. Se debe proyectar la órbita en términos de la vida del satélite y saber la posición de los planetas para que no destruyan los satélites.

Se hizo que la computadora corriera a través de los siglos y de repente se detuvo… La computadora empezó a dar una señal roja en alerta indicando que había algún error en la información con la que había sido alimentada o con los resultados al ser comparados con las normas establecidas.

Decidieron entonces llamar a la oficina de mantenimiento para revisarla; los técnicos encontraron que la computadora estaba en perfectas condiciones.

El director de operaciones de IBM preguntó cual era el problema y para su sorpresa la respuesta fue: “Hemos encontrado que falta un día en el universo del tiempo transcurrido en la historia”.

Empezaron a rascarse la cabeza… ¡Había una respuesta! En el equipo había un cristiano que dijo: “Una vez escuché en un pasaje bíblico en la iglesia que el sol se detuvo”. Ellos no le creyeron, pero como no tenían ninguna respuesta le dijeron, “Muéstranos”. El entonces tomó su Biblia y leyó en el libro de Josué, algo bastante ridículo para alguien con “sentido común”. En este pasaje Dios le decía a Josué: “No tengas miedo, porque los he entregado en tus manos ninguno de ellos te podrá resistir”. Josué estaba preocupado porque el enemigo los había rodeado y si oscurecía, el enemigo podría derrotarlos. Entonces Josué pidió al Señor que detuviera el sol. Y así sucedió. Y en la Biblia dice: “Y el sol se detuvo y la luna se paró… y el sol se paró en medio del cielo y no se apresuró a ponerse casi un día entero” Los ingenieros del Programa Espacial dijeron: ¡”Ese es el día que falta”!. Rápidamente verificaron en la computadora retrocediendo en el tiempo a la época descrita en le Biblia y descubrieron que se aproximaba más no era el lapso de tiempo exacto. El lapso que faltaba en la época de Josué era de 23 horas y 20 minutos, no era un día completo.

Leyeron nuevamente en la Biblia y allí decía: “Casi un día entero” (Josué 10:13). Estas palabritas en la Biblia son muy importantes.

LOS 40 MINUTOS FALTANTES

Parte del problema había sido solucionado. No obstante, faltaban 40 minutos y esto ocasionaba un gran problema. Si no aparecían esos 40 minutos, habrían grandes discrepancias en los cálculos espaciales debido a que los minutos se multiplican muchas veces en cada órbita. Este cristiano recordó que hay un lugar en la Biblia donde se menciona que el sol Retrocedió. Sus compañeros le dijeron que estaba loco. Sin embargo, permitieron que les mostrara en el segundo libro de Reyes, capítulo 20: 8-10, donde la Biblia narra que Ezequías, quien estaba a punto de morir, fue visitado por el profeta Isaías, el cual le dijo que no moriría.

Ezequías no creyó y por tanto pidió una señal diciéndole Isaías: “¿Avanzará la sombra diez grados o retrocederá diez grados?”… Y Ezequías respondió: “Fácil cosa es que la sombra decline diez grados pero no que la sombra vuelva diez grados. “Isaías invocó al Señor y el Señor hizo que la sombra retrocediera diez grados que había avanzado en el reloj de sol de Ahaz. Diez grados son exactamente 40 minutos. 23 horas y 20 minutos en Josué, más 40 minutos en Segunda de Reyes completan las 24 horas que los hombres del Programa Espacial tuvieron que añadir a la historia como el día que faltaba en el Universo.

Definitivamente la Biblia no es un libro más, porque Dios manifiesta nuevamente la veracidad de su palabra escrita y el Señor cumple sus promesas, ¿cómo no hemos de vivir en santidad Sabiendo que la venida del señor?

¡ASOMBROSO!! Qué opinarán de esto Todos aquellos que creen que la Biblia es solamente un libro más!!!

Jesucristo está cada vez más cerca

La farsa

Debido a la popularidad de esta nota pseudoperiodística, algunos sitios web cristianos (por ejemplo, Answers in Genesis y Apologetic Press) ya se han dado a la tarea de advertir al público acerca de su falsedad.

La primera “señal roja de alerta” que nos anuncia la falsedad de un artículo en internet es su mala gramática. La segunda es la dificultad con la que pueden verificarse sus afirmaciones. Esta historia está pobremente escrita y no es posible encontrar su fuente original, por lo que su credibilidad es muy cuestionable.

La historia, además, deja preguntas sin resolver casi tan pronto como inicia. ¿Por qué la computadora lanzó una “señal roja de alerta” cuando detectó “un día faltante”? Una computadora no tiene iniciativa propia; sólo puede hacer exactamente lo que sus programadores le han indicado hacer. ¿Quién le dijo que buscara días faltantes y lanzara señales rojas? Además, ¿cómo se busca un día faltante en la historia del universo? Si el universo tuviera 1000 días de edad y un día se hubiera perdido del registro histórico universal, entonces una computadora simplemente anunciaría que la edad del universo es 999 días en vez de 1000, no tendría por qué anunciar “algún error en la información con la que ha sido alimentada o con los resultados al ser comparados con las normas establecidas”.

La única forma en que pudiéramos detectar nuestro “día perdido” sería teniendo un punto de referencia temporal anterior al milagro descrito en Josué 10, alrededor de 1300 a.C. De hecho, ya que la historia especifica que 23 horas con 20 minutos se perdieron en Josué 10 y 40 minutos se perdieron en Isaías 20, necesitaríamos otro punto de referencia temporal entre 1300 a.C. y 700 a.C., ambos con una precisión astronómica de minutos. En los tiempos de Josué era imposible realizar observaciones astronómicas con esta precisión (lo más cercano a ello sería la descripción de un eclipse solar, pero el registro más antiguo conocido data de 1217 a.C.), por lo que debemos descartar la posibilidad de detectar el milagro en Josué 10.

Más daño que bien

Como cristianos creemos que la Biblia es infalible, y esto puede tentarnos a embellecer y manipular hechos e historias para convencer a los incrédulos de la veracidad de las Escrituras. Pero esto sería querer trabajar para Dios usando las estrategias de Satanás. A la larga, estos mitos hacen un gran daño a la difusión del Evangelio, pues un mal argumento siempre queda abierto a la contra argumentación. Cuando el escéptico descubre que el cristiano le ha mentido en esto, ¿cómo puede confiar en que no le miente también en lo demás? Si los cristianos modernos mienten, ¿por qué no creer también que los primeros cristianos, los autores de la Biblia, mintieron igualmente? Sólo la verdad puede hacernos libres (Juan 8:31), nunca la mentira (Juan 8:44).

¡No necesitamos inventar historias para hacer quedar bien a la Biblia! Con esto no me refiero a las parábolas o ilustraciones, que ejemplifican las enseñanzas bíblicas, sino a todos esos supuestos hallazgos modernos que nunca se divulgan en publicaciones serias, fabricados por charlatanes para quienes la iglesia es un negocio que debe moverse a como dé lugar.

Ya hay excelentes argumentos científicos y filosóficos a favor del Cristianismo. Los argumentos ontológico, cosmológico, ético e histórico son sólo algunos de ellos. Éstos son discutidos en el círculo académico y los hechos que los respaldan están bien establecidos.

Haríamos bien en seguir la recomendación de Pablo: “Todo lo que es verdadero, todo lo honesto (…) Si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad” (Filipenses 4:8). Los invito, pues, a examinarlo todo y retener lo bueno (1 Tesalonicenses 5:21).

Referencias

Faulkner, D. (2016). ¿Han probado las computadoras de la NASA el día largo de Josué? Recuperado de: https://answersingenesis.org/es/biblia/han-probado-las-computadoras-de-la-nasa-el-d-largo-de-josu/

Thompson, B. (2005). ¿Ha descubierto la Nasa el “día perdido” de Josué? Recuperado de: http://espanol.apologeticspress.org/espanol/articulos/2781 

Citación sugerida

Olvera Ventura, A. (2017). ¿Nasa confirma que el sol se detuvo? Recuperado de: http://www.torcacita.com/blog/nasa-confirma-que-el-sol-se-detuvo

¿Por qué es importante beber agua?

Cada vez es más común ver gente llevando una botella de agua consigo, adonde quiera que van. De hecho, parece que se ha convertido en una de las bebidas más populares. Y, aunque se escuche trivial, esto no ocurría desde que ciertas bebidas comenzaron a asociarse con sofisticación (café, té) y diversión (refrescos azucarados y carbonatados). ¡Sólo un simplón se conforma con beber agua simple!

Pero la verdad es que hay muchas y muy buenas razones para beber agua simple. Cuando el agua que consumes no compensa el agua que necesitas, puedes deshidratarte, lo que es especialmente peligroso en lugares calurosos o con gran altitud, durante la actividad física agotadora, y en adultos mayores, cuyo sentido de la sed pudiera haber menguado.

  1. Beber agua simple ayuda a mantener el equilibrio de tus fluidos corporales, necesarios durante todo el proceso de digestión (ya sabes, desde el principio hasta el final), la circulación sanguínea y la regulación de la temperatura corporal.
  2. Beber agua simple ayuda a controlar el consumo de calorías, debido a que provoca una sensación de saciedad en el estómago y, por supuesto, reduce el consumo de bebidas azucaradas.
  3. Beber medio litro de agua simple dos horas antes de realizar alguna actividad física intensa ayuda al buen funcionamiento de tus músculos; también es importante reponer las sales perdidas con la transpiración con alguna bebida rehidratante.
  4. Beber agua simple ayuda a que tu piel se vea bien. La deshidratación es la principal responsable de que tu piel se vea reseca y arrugada.
  5. Beber agua simple ayuda al funcionamiento de tus riñones. Tal vez no lo sepas, pero si estás sano tu orina debería ser prácticamente incolora e inodora. Si la concentración del color y el olor de tu orina es grande, es posible que tus riñones requieran más agua para realizar correctamente su función y eventualmente desarrollen piedras.
  6. Beber agua simple ayuda al buen funcionamiento de tus intestinos. Un cuerpo bien hidratado mantiene un tráfico ordenado en el tracto gastrointestinal, lo que ayuda a prevenir el estreñimiento.

Listo, ¡ya te lo advertí!